lunes, 25 de agosto de 2008

Vacaciones en Escocia

.




Los protagonistas: los ArturitoSoria sin Laura, recién llegados a Edimburgo







Una de las calles más bonitas de la ciudad, con tiendas curiosas






Una foto divertida en el parque donde no podíamos salir






Otra de las calles de Edimburgo, en la New City









El castillo y su colina al anochecer







En lo alto de Calton Hill









Una de las colinas moradas de brezo










Las ruinas de la abadía de Dryburgh










Cenando en la plaza del rey Jorge en Glasgow










El gran pub de Glasgow








I belong to Glasgow, gran éxito del verano


video.







Un little cottage junto al loch Lochmond








Glencoe







Más Glencoe y alrededores









Imitando a Wallace...









El puente del expreso de Hogwards






Haciendo magia...









Desde la Isla de Skye










Tomando el sol








Hablando con Laura: Escocia - La India









El gran acantilado y la cascada








Eilean Donan Castle









Entre el brezo






El lago Ness









Una vaca peluda en Fort Augustus









La gallina punki








De vuelta en Edimburgo




.

domingo, 10 de agosto de 2008

Microcuentos VI

.


Chris Stevens: I can see how that can be a problem. You know, it's like Jung says, "The unconscious is revealed through the imagery of our dreams, which express our innermost fears and our desires."
Bernard Stevens: Jung said that?
Chris Stevens: Yeah, I think it was Jung. Or maybe Vincent Price.




Aprovecho este pequeño diálogo para publicar un nuevo microcuento de Yolanda Vanguld.


'Este era el primer café que tomábamos juntos después de más de un año de distancia, y no resultaba cómoda la situación; por más que intentaba acercarme a ti, la barrera que no quisimos bautizar seguía manteniéndonos sentados uno frente al otro.
Las palabras salían de nuestras bocas pero no nos importaba su significado, queríamos oir algo más del otro.
-Ahora que llegaste a ... yo me voy. Tengo un trabajo.
Sólo pude mirarle y esperar que continuase.
-Me voy a Singapur.
Sus brazos me rodeaban y sentía su cara escondida en mi hombro.
-¿A Singapur?
Logré decir.
-Me han ofrecido un trabajo en un templo hundido.
No podía creerlo, le tenía conmigo por sólo unos segundos, ya en breve se volvería a alejar de mí.
Ya no podía más con este cerca y lejos constante entre nosotros.'



.

miércoles, 6 de agosto de 2008

En el Roslyn Cafe, an Oasis

.








Hoy voy a repetir una imagen que utilicé hace dos años para hablar de la serie Doctor en Alaska o Northern Exposure.

¿Por qué voy a volver a hablar de esta serie? Porque me he comprado la primera y segunda temporada y estoy viendo los primeros capítulos.

El otro día me di cuenta de que la mayoría de las series que estaba viendo en la tele trataban de asesinatos, policías y otras violencias varias -CSI, Bones, Life, Veronica Mars-, o de temas 'de chicas' como las Chicas Gilmore, Sexo en NY, Betty, y la verdad es que, aparte de alguna risa o información absurda y un rato en el que no pienso en los líos que dan vueltas en mi cabeza, no me proporcionan nada, ni siquiera buenos diálogos.

Supongo que a Doctor en Alaska la tengo idealizada por haberla visto a lo largo de los últimos doce años a horas nocturnas, pero la verdad es que todo lo que tiene me sigue gustando: el doctor, Maggie, Shelly, Chris, Marilyn, Ed, todos los personajes, pero también sus extrañas historias en medio de unos paisajes tan increibles, la pequeña ciudad, el alce cruzando las calles, el bar de Hollin, y la avioneta de Maggie que sigue dándome ganas de ser piloto y de dejar todo e irme a conocer otros lugares, aunque creo que no podría sobrevivir en ese ambiente...

Es una serie que no está basada en cadáveres, en investigaciones, en quien se tira a quien, sino que cuenta las relaciones de estas personas entre ellas y con lo que les rodea, con su punto de surrealismo, tal como es la vida.
Me gustaría que existiera un Roslyn Cafe, y sobretodo un Chris por la mañana.




.